Entorno

La belleza y la fragilidad a veces conjugan formulas muy especiales: los secaderos de tabaco se yerguen como unas estructuras pobres, varadas en el territorio que tras el paulatino abandono del cultivo para el que se construyeron, se encuentran  hoy en riesgo de desaparición.
A pesar del deterioro, los secaderos de La Vera están recogidos como uno de los cien paisajes culturales de España, un patrimonio que simboliza una época de bonanza, la relación humana y económica de la sociedad de la Comarca con la naturaleza.
Con la promoción para el cultivo del tabaco y del pimiento en la zona, se crearon y adaptaron diversas estructuras como viales, carreteras, acequias, tendido eléctrico, etc… y  nació así, su elemento más emblemático, los secaderos de tabaco y pimentón, símbolo de riqueza, cultura y repoblación para la zona que dotó además de un paisaje original y único por sus peculiares arquitectónicas.
Con el paulatino descenso de la producción tabaquera llega la despoblación y el envejecimiento a los pueblos de la Comarca. Se estima que en la zona hay unos 4.000 secaderos, la mayor parte de ellos en estado de abandono.
Ras de Terra propone revalorizar este elemento arquitectónico, un lugar capaz de ser reconvertido y reutilizado como un espacio dinámico y versátil, cuyos diferentes usos favorezca el desarrollo económico y la preservación de los valores culturales, paisajísticos e históricos de La Vera.